Fuerteventura airport car rental

Paginas de cocineros





Puedes, por ejemplo, pedirles que caminen con una bandeja bien cargada entre las mesas o que camine sin más por el local (de esto se pueden extraer muchas conclusiones fijándonos más que nada, en la actitud), ver cómo se desenvuelve detrás de la barra, etc.

Su polivalencia debe quedar demostrada al realizar varios tipos de habilidades.

Pruébalos contratándolos como si fuera un día extra Una buena forma de probar al candidato, es darle su primera oportunidad en un día suelto, que por supuesto deberá ser remunerado, y en el que podrás comprobar qué tal se desenvuelve y si responde a tus expectativas.

La primera impresión es la que cuenta En un sector como la hostelería donde ofrecemos un servicio cara al público, la imagen es muy importante y la primera impresión también.

De modo que debes escoger un candidato que ya de por sí, te haya causado buena impresión a primera vista y que además, demuestre que puede ser un buen camarero.

Recuerda que “no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión” y esto en este negocio se cumple.

Lo más importante siempre es el servicio y el cliente El candidato que finalmente elijas para incorporarse a tu plantilla debe tener esta consigna bien clara y ponerla en práctica en todo momento.

Es un concepto fundamental para llegar a ser un buen camarero.

Mantén el nivel alto de la plantilla De nada sirve contar con un camarero bueno y tres mediocres, pues los mediocres por ser mayoría irán lastrando el trabajo del mejor, dando como resultado una mediocridad en el nivel general de tu servicio.

Rodéate de camareros de buen nivel y bien formados, que puedan enseñarse los unos a los otros y llegar a formar un gran equipo.

Un buen restaurante necesita buenos camareros Por mucha experiencia que tengas, o años que tu negocio lleve en marcha, fíjate en estos consejos para conseguir los mejores camareros.

Deberás reflexionar si tu plantilla cumple con las expectativas y si está desarrollando su trabajo con la excelencia que demandas para tu restaurante.

Recuerda que lo fundamental es que tus clientes se vayan contentos de tu establecimiento para que compartan su experiencia, lo recomienden, pero sobre todo para que vuelvan.

Ser camarero en un restaurante puede tener inconvenientes, las horas se hacen largas, puede llegar a ser agotador, hay que tratar con clientes difíciles y platos sucios.

Sin embargo, puede ser muy satisfactorio colaborar para hacer de una comida una gran experiencia.

Aquí unos consejos básicos para llegar a ser un camarero feliz y… rentable.

Ser camarero puede ser financieramente rentable y extremadamente flexible, por lo que una gran variedad de personas desempeñan este empleo: estudiantes universitarios, pluriempleados, artistas… Al igual que en cualquier trabajo, simplemente por inercia no se logrará ningún cambio, ni te aportará más dinero.

Pero a diferencia de los empleos o puestos de ventas a sueldo con un ciclo de ventas más largo, hay varias maneras de que los camareros obtengan ingresos inmediatos.

Si eres propietario de un restaurante y vas a contratar personal, intenta contar con aquellas personas que estén realmente interesadas en el suministro de grandes experiencias.

O si eres camarero, intenta seguir estos consejos para ayudarte a llevar más dinero a casa.

Consejos para que los camareros logren incrementar los tickets de los clientes: Vende una experiencia, no una cosa.

En lugar de una copa de vino, ofrece una experiencia, por ejemplo: vino francés maridado con queso e, igual, una ambientación de mesa francesa.

En vez de preguntar “¿Quieres un poco de vino con la comida?” Intentaremos decir “Un Ribera del Duero haría una pareja perfecta con esa carne”…tentar, tentar y tentar.

Aconseja a los comensales para que tengan una experiencia más completa acompañando su comida con algún producto típico, aperitivo o postre.

Demuestra tu experiencia y conocimientos entablando una correcta, fluida y amable relación con tus clientes.

Ser eficiente no es ser rápido.

Que los clientes fluyan, las mesas se vacíen y se llenen reportará beneficios al restaurante y, por tanto, al camarero, pero esto no implica que hagamos correr a los comensales ni que los provoquemos una indigestión por atragantamiento.

Además, podemos adoptar una serie de rutinas para no perder tiempo, ni interrumpir el servicio, yendo y viniendo de la cocina.





Busco trabajo en Fuerteventura en una empresa de alquiler de coches, o teletrabajo en un rent a car de cualquier lugar del mundo.
 


Motor | Inmobiliaria | Empleo | Formacion | Servicios | Negocios | Informatica | Imagen y Sonido | Telefonia | Juegos | Casa y Jardin | Moda | Contactos | Aficiones | Deportes | Mascotas | Blogs